NOTES‎ > ‎

El programa de aprendizaje del Principiante

Una persona tiene la curiosidad por jugar al polo, recurre a algún conocido que lo asesore, se acerca a algún club, o encuentra alguna escuela de polo o profesor.

Cada uno tendrá su recuerdo como fue la primera vez que arriba del caballo y con un taco en la mano hizo su primer intento.

En los comienzos es muy importante mejorar la equitación para el polo. Muchos quieren evitarlo creyendo que al haber montado para otra disciplina ecuestre ya no lo necesitan, pero la equitación para el polo es diferente.

Casi siempre todos quieren golpear la pelota. Entonces hay que tener una parte de práctica de equitación y otra parte de swing en la que el swing corrija la equitación y la equitación facilita el swing.

Un error muy común es aprender únicamente el full swing. Al full swing hay que darle muy poca importancia.

Lo importante es la equitación para el polo, y a medida que se mejora la técnica con el taco se hace mas sencilla.

Hay que practicar con la pelota a solas durante muchas horas.

Desde el primer momento, el principiante suele tener mucha impaciencia por tener un partido.

Lo ideal es hacer practicas 2 contra dos, el mayor tiempo posible.

Luego seguir 3 contra 3, y luego 4 contra cuatro.

Cuando se juega las practicas es importante ir rotando las posiciones. No es bueno que siempre juegue de número 1, hay que rotar. Algún día le tocará hacer el saque y defender, y es importante haberlo vivido.

Luego es necesario al menos tener una temporada jugando torneos de 0 (cero) gol. Cuando sienta que en esos torneos se sienta seguro, y dominando el juego, puede probar ir subiendo paulatinamente de nivel.

Los caballos se irán cambiando a medida que el jugador mejora su equitación para el polo.

Es muy importante tener un programa de aprendizaje. Y es muy importante que haya mucho entrenamiento.

Durante el aprendizaje es importante entender todo lo que ocurre.

Saltear etapas puede resultar muy negativo ya que hay cosas que se dejan de aprender. Y la mayoría de las veces no se aprenden

Aprender a jugar al polo lleva mucho tiempo, son muchos detalles que el jugador tiene que entender, poner en practica y muy importante que el cuerpo asimile.

Es común en este deporte, encontrar a jugadores que no entienden que es lo que están haciendo y no saben lo que tienen que hacer. Me ha ocurrido ir a Países donde no entendía una sola palabra de su lenguaje, es lo mismo que les ocurre a muchísimos jugadores dentro de la cancha, no entienden nada, y no entienden nada durante muchos años o toda la vida.

Por ello, insisto, es importante aprender y entender.

Es entendible que haya personas que no tengan habilidades a las cuales no se puede pretender cierto nivel, pero en el polo hay gente brillante, muy inteligente que no entiende nada y eso no es aceptable.

Comúnmente se aprende jugando junto a profesionales, los cuales en casi todas las veces, el profesional tendrá que demostrar sus habilidades, sobresalir y conseguir trabajo y no potenciar al principiante.  Tener un programa de aprendizaje sería ideal y aseguraría que al jugador pueda tener un muy buen nivel de polo. 

Pero en el polo, tener un programa de aprendizaje rara vez ocurre. Las urgencias hacen que el aprendizaje quede en el olvido.

Lamentablemente dar clases de polo únicamente no permite pagar las cuentas. A las clases hay que agregarle urgentemente la venta de caballos y jugar como profesional en torneos. Encontraremos que principiantes participan de chukkers donde son ignorados. El principiante solamente se sentirá participe si de alguna manera beneficia de alguna manera al o los profesionales, cuanto mas beneficio aporte al profesional mas será su participación, mas los elogios, menos los gritos, pero todo esto no significa aprendizaje.

Es muy fácil creer que se pueden saltar etapas de aprendizaje, pero es muy probable que a largo plazo esto traiga problemas que no se puedan solucionar.

La necesidad de los profesionales por facturar en los torneos hace que jugadores que no están preparados participen. Estos jugadores no participan del juego, y aprenden muy poco o nada. La participación en torneos se acomodará al handicap del Profesional, y no a la necesidad del principiante.

Vemos a principiantes que juegan en un nivel muy alto, que no les ayuda en su aprendizaje.

Lamentablemente la forma más común en el polo, es entrar a competir lo antes posible, en el nivel que sea, el jugador luego de muchas competiciones quizás logre no cometer foul, pero tiene la sensación que le esconden siempre algo, no logra entender y no sabe que tiene que hacer.

Pasan los años y vemos a jugadores que nunca aprenden, no mejoran nada. Gastan dinero en caballos, profesionales y torneos. Quizás solo escuchan los comentarios de profesionales que están a su alrededor, que los siguen incentivando a continuar jugando a gastar mas dinero.

Pero también vemos muchos jugadores que abandonan al ver que no mejoran y que aprender implica pagar profesionales para recibir gritos y pocas enseñanzas.

El sistema actual de jugar torneos, como espectador privilegiado de su Profesional,  ayuda muy poco a aprender.

Pero también hay jugadores que no les interese mejorar su juego, entrenar, solo les interese pasar el tiempo, mostrarse con el título de jugador de polo, aunque su nivel de polo pudiera ser mejor.