POLO  DE CAMPO ACCESIBLE PARA TODOS

 En un comienzo los jugadores de polo era militares, luego se le fueron sumando familias que tenían campo.

El polo de campo fue sin dudas el motor de este deporte, muchísimos jugadores empezaron jugando en canchas en malas condiciones, sin el equipamiento necesario, con caballos de cualquier raza. Chukkers a baja velocidad, pero de mucho entusiasmo y alegría.

Cualquier jugador que ha comenzado así, añora esos tiempos, tiempos que quizás han sido los mejores que han tenido en este deporte y que si pudieran les gustaría volver a vivir.

El polo de campo lo practican hombres y mujeres de cualquier edad.

El jugador que se engancho con el polo de campo y quiere seguir se encuentra con el primer gran salto o barrera: compra de caballos, contratar un petisero, comprar todo el equipamiento. Comprar caballos obliga a jugar al polo por unos años, lo que obliga a pensar a mediano y largo plazo. El que compra caballos tiene gastos fijos que atender.

La mayoría no hace este salto, y se queda con las ganas.

El otro motor del polo: los profesionales aportan nuevos jugadores (Patrón), con muy poca instrucción, y en poco tiempo pueden comprar caballos, participar en torneos y pagar al profesional. Estos jugadores suelen ser personas exitosas con su trabajo y/o sus hijos.

El Patrón que se entusiasmo con el polo, quiere competir, quiere ganar, quiere ganar torneos importante. Tiene que dar otro salto, comprar caballos caros, contratar más profesionales, armar una organización con muchos empleados, buscar la excelencia de su organización.

Patrones son personas con mucho dinero y que tienen, en la mayoría de los casos, mas de 50 años.

Si comparamos cantidad de  jugadores que viven del polo como profesionales o jugando con el fin de vender sus caballos, y personas que quieren pagar a profesionales o comprar caballos, da la impresión que hay mas profesionales y caballos.

¿Porqué hay mas profesionales de los que realmente se necesitan? El alto costo de los caballos (por el costo del flete aéreo), los altos honorarios de los profesionales, la imposibilidad de poder competir realmente, ¿podrían ser las causas?

Cualquier jugador que le guste la competencia, buscará competir donde tenga posibilidades de ganar.

El handicap es la manera más efectiva de equiparar equipos. Pero hay un problema entre jugadores entre 1 y 0 (en Argentina)  1 y -2 (resto del mundo) las diferencias allí son muy grandes y el handicap no sirve. Como tampoco sirve con jugadores de 10 de handicap que juegan 12.

El handicap tampoco sirve al juntar profesionales y no profesionales.

Cuando un jugador suele jugar en un nivel de torneos, y va a otro nivel su handicap suele ser incorrecto.

Los clubs han sido el mejor lugar para la competencia, allí todos se conocen, y de alguna manera los equipos son similares.

En los últimos años surgieron campeonatos "amateur" con jugadores que tienen un trabajo que no sea el polo, también surgieron clubs compuestos por jugadores no profesionales.

Esta tendencia se acentúa cada vez más, con el surgimiento del polo de campo cerca de las grandes ciudades. Lugares donde el jugador va con sus botas, casco y taco y juega. No tiene que preocuparse por los caballos, el profesional, Petisero, Veterinario, etc.

Se arman partidos parejos y todos disfrutan del polo de campo, luego hay un tercer tiempo, el polo es accesible y divertido. Cada vez son más los lugares que ofrecen polo de campo.

También al polo de campo se acercan jugadores retirados, que quieren seguir practicando con menor exigencia, éstos jugadores son una fuente de consejos hacia los novatos. Jugadores de todas las edades disfrutan de este deporte en la medida que pueden, sin gastos fijos. Y son muchos los que de esta manera prueban jugar al polo.

#sumemosparaquehayamaspolo 

Súmate! proba jugar al polo

 

Comments